Ayer y hoy

Ayer, se quería escribir un libro;

hoy, se tiene un blog.

Hoy, hablamos a un psicoanalista o a un coach;

Ayer, escuchábamos a un anciano o a un cura.

Ayer, se comunicaba; hoy, se habla.

Hoy, se ve; ayer, se leía.

Ayer, se tenían deberes. Hoy, se exigen derechos.

Hoy, rodeados de máquinas y materiales.

Ayer, de sentidos y sentimientos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s